MexPaginas - Diseño de Páginas Web y Posicionamiento Web SEO en México
     
 
 
 

¿Cómo quitar los birlos de seguridad de las llantas sin el dado?

 
 

Debido a la inseguridad y por miedo a que me roben las llantas o los rines de mi coche, siempre he comprado birlos de seguridad para protegerlos. Sin embargo, ya me ha pasado 2 veces que pierdo el dado especial que viene con los birlos de seguridad.

La primera vez, compre los birlos de seguridad Gorilla de cabeza giratoria; llevé mi coche a servicio a la agencia y me pidieron el dado especial para poder quitar las llantas y nunca me lo regresaron. A pesar de que regresé ese mismo día a la agencia, no puede recuperar el dado y las personas de la agencia por supuesto no se hicieron responsables argumentando que sí me lo habían regresado.

Al poco tiempo, como era de esperarse, se me ponchó una llanta. ¡Horror! ¿Y ahora como le hago para quitar la llanta? pensé. Recorrí vulcanizadora tras vulcanizadora obteniendo respuesta negativa tras respuesta negativa y algunos consejos como que fuera con un herrero que soldara una tuerca al birlo de seguridad y así poder sacarlo hasta que llegue a una vulcanizadora que se especializaba en llantas de trailers. Llegué, les expliqué mi problema (esperando obtener otra respuesta negativa) y para mi sorpresa me dijeron que sí, que no había problema.

Aquí les pongo las herramientas y la técnica que utilizaron para volar los 4 "segurísimos" birlos de seguridad en menos de 10 minutos:

Las herramientas que utilizaron fueron un dado común y corriente del tamaño del birlo de seguridad y un mazo.

La técnica fue muy simple: utilizando el mazo, dar un fuerte golpe para retacar (forzar) el dado a que entrara en el birlo de seguridad (inclusive deformándolo) y quitarlo sin ningún problema.

Al ver esto me quedé boquiabierto. Jamás pensé que quitar los birlos de seguridad fuera tan sencillo, pero así fue. De hecho, lo más difícil fue separar el dado forzado del birlo de seguridad ya que quedan unidos fuertemente, casi soldados.

La segunda vez que perdí el dado especial (bueno en realidad no lo perdí, me lo robaron en un autolavado junto con otra herramienta), recurrí a la misma vulcanizadora y volvieron a utilizar las mismas herramientas y la misma técnica especializada.

Hablando con los chavos de la vulcanizadora, les expresé mi sorpresa con la facilidad con la que se pueden quitar los birlos de seguridad y discutimos la posibilidad de que en realidad no valiera la pena volver a comprarlos ya que eran tan fáciles de quitar. A lo que me respondieron con mucha sabiduría argumentando que los rateros lo menos que quieren es llamar la atención al hacer ruido y que aunque era relativamente sencillo quitarlos, era imposible hacerlo sin hacer ruido al golpear con el mazo o martillo así como el tiempo adicional que se requiere para quitarlos. Por lo que en ese sentido les doy toda la razón, todos los birlos de seguridad pueden quitarse fácilmente, pero sirven como un elemento disuasivo debido al ruido, a los movimientos adicionales que pueden llamar la atención y sobre todo al tiempo adicional que se requiere para quitarlos.

Deja tus comentarios en la parte de abajo.